viernes, 15 de julio de 2011

Las Asociaciones de alzhéimer se pronuncian ante las desapariciones de ancianos en Madrid

Las asociaciones de enfermos de alzhéimer piden a las autoridades que se cree un censo para saber cuánta gente padece esta enfermedad y cuántos de ellos desaparecen

 


En poco más de un mes, tres ancianos enfermos de alzhéimer han desaparecido en la Comunidad de Madrid. Según cuenta María Jesús Morala, portavoz de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer (AFAL contigo), "estos no son casos aislados, suele ocurrir con bastante frecuencia y sobretodo en verano porque salen más a la calle".

En la región hay unas 80.000 personas que padecen alzhéimer u otros tipos de demencia. "Es un problema que afecta a muchas familias, por eso pedimos un censo que controle el número de enfermos con exactitud, dónde se inscriba a los desaparecidos y a los que aparezcan sin vida. Si lo tuviéramos nos llevaríamos una triste noticia", comenta.

"EN EL CUIDADO DEBE PARTICIPAR TODA LA FAMILIA"
"El entorno de uno de estos enfermos se enfrenta a una dolencia que se alarga, en ocasiones, hasta 16 años. Por eso es fundamental que el peso del cuidado del paciente no recaiga sobre una persona, sino que exista una alternancia a la hora de dar atención y cuidados". Es el primer consejo, "y debe ser uno de los pilares de cualquier familia que tenga un caso", de Inés Quiroga, psicóloga de la Fundación Alzhéimer España. Además, recalca que hay que acudir a informarse a las asociaciones.

DARLES AUTONOMÍA RETRASA LA ENFERMEDAD
Los neurólogos acuerdan que el avance de la enfermedad puede ser más rápido o más lento en función del entorno de la persona con alzheimer. No es una situación fácil y la familia tendrá que hacer grandes esfuerzos para ofrecerle a la persona con alzheimer un entorno lo más favorable posible.

Aceleradores de la enfermedad: Estrés familiar, cambios bruscos en las rutinas diarias, cambio a un domicilio nuevo y desconocido (como son las residencias de mayores).

Retrasadores de la enfermedad: Ambiente familiar feliz, hacer ejercicio, socializar con sus amigos o otras personas.

Es por tanto altamente recomendable darle autonomía para que siga haciendo su vida lo más normal posible.

DEBEN LLEVAR LOCALIZADORES
Para poder darles autonomía y prevenir que se pierdan, los expertos recomiendan que además de ir identificados y con el número de teléfono de algún familiar, deben llevar algún localizador, ya que las chapitas identificativas pueden perderlas o quitárselas con facilidad. Estos dos modelos son los más eficaces.

Keruve, localizador familiar directo: Se trata de un localizador especializado para personas con alzhéimer, compuesto por un reloj ( http://www.keruve.es/imagenes-localizador/ ) que se cierra con llave para que el enfermo no se lo pueda quitar, y por un receptor portable para la familia. La familia o cuidador principal solo tiene que pulsar un botón del receptor portable para ver la posición exacta de la persona con alzhéimer.

Simap: Se trata de una especie de móvil que se engancha al cinturón y que tiene un dispositivo GPS que avisa a la Cruz Roja cuando el enfermo sale del radio de actuación.

Jesus María Rodrigo, director de la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzhéimer (CEAFA): “Desde CEAFA consideramos altamente positivo e interesante saber que las personas con la enfermedad de Alzhéimer disponen de dispositivos como el localizador Keruve, ya que ofrece a sus familiares la tranquilidad de saber que la pérdida por deslocalización o desorientación de su ser querido puede ser reversible. Esto es fundamental para evitar que se produzcan las noticias que año tras año se vienen repitiendo en los medios de comunicación que alertan sobre desapariciones que, muchas veces, acaban de manera dramática”.

LA COLABORACIÓN CIUDADANA ES FUNDAMENTAL
Los expertos aconsejan que si vemos a algún anciano desorientado por la calle, debemos preguntarle dónde va. Él nos dirá que a su casa, que es dónde todos pretenden ir, pero debemos ir más allá y preguntarle cuál es su dirección o el teléfono de algún familiar. Si no nos sabe responder, que será lo más frecuente, lo que debemos hacer es avisar a la Policía para que se encargue de él", cuenta Morala.

UNA DESAPARICIÓN CON FINAL FELIZ
Pilar González, de 77 años y enferma de alzhéimer, la mujer de Sevilla la Nueva que desapareció el pasado martes, fue localizada hacia las 20.00 horas de este miércoles en el término municipal de Sevilla la Nueva, en un camino que sale del casco urbano. La mujer estaba sentada en un barranco con síntomas de insolación, pero en buen estado de salud.

Fuentes:
http://www.que.es/madrid/201107141954-unos-80.000-madrilenos-padecen-alzheimer-cont.html?anker_1
http://www.masde55.com/?modulo=informacion_detalle&iditem=1464
http://es.wikipedia.org/wiki/Enfermedad_de_Alzheimer